Desplazamiento de cargas con ruedas pivotantes

Una carga montada sobre ruedas pivotantes tiene la ventaja de tener un radio de giro muy pequeño, lo que hace que sea muy maniobrable.

Puesto que cada rueda es libre de girar en cualquier sentido, la carga es muy sensible a las pendientes y los peraltes del suelo, y propensa a deslizarse “cuesta abajo” al moverla. Esto supone un reto para la seguridad en la manipulación manual de materiales, puesto que exige un esfuerzo adicional, no solo para mover la carga, sino también para colocarla y dirigirla con precisión.

A menudo esto hace que hagan falta dos o más personas para mover una carga incluso de modesto tamaño.

El remolcador Power Tug ha sido especialmente diseñado para superar estos obstáculos y permitir a una sola persona mover y dirigir con precisión este tipo de cargas.

Ver galeria de imàgenes

Productos relacionados